Revistaria acusada de golpes fechou