Números de mortes vem caindo desde 2015