Delegacias viram depósito de carros apreendidos